lunes, 6 de febrero de 2017

LA DIETA Y LA PRESOTERAPIA

Estos son dos de los conceptos básicos para evitar la retención de líquidos , mejorar tu circulación linfática y evitar la formación de celulitis, varices y  edemas.
Los problemas vasculares aumentan cada día más entre la población y las consecuencias son a largo plazo nefastas. Queremos ayudarte a prevenir posibles problemas vasculares que a priori no les damos importancia y acaban en la consulta de un especialista o, peor aún, en un quirófano. Retención de líquidos, piernas pesadas, tobillos hinchados, mala circulación, arañas vasculares, edemas simples, pequeñas varices, celulitis incipiente, son algunas de los señales de alarma que nuestro cuerpo emite cuando padecemos algún transtorno vascular.
Algo tan sencillo como practicar una rutina de actividad física  al menos 3 días por semana, seguir la dieta mediterránea y disfrutar de una sesión de presoterapia a la semana es suficiente para evitar la mayoría de todos esos problemas.
La actividad física debe tener una duración de alrededor de 1 hora, una intensidad media-alta y debe ser de tu agrado para que disfrutes al practicarla.
La presoterapia ayudará a tu sistema linfático a mantener una circulación linfática adecuada para que tu organismo se libere de las grasas y toxinas de forma natural y evitará que retengas líquidos.
La dieta meditarránea, enfatizando la parte de verduras, legumbres, cereales y frutas mezclados con pescado y evitando la carne resulta una de las dietas más atractivas para disfrutar de la vida sin pagar un alto peaje en salud.
Los azúcares, el alcohol, las carnes rojas, la charcutería, la bollería industrial y los alimentos precocinados son grandes fabricantesde sustancias oxidantes que van a parar a las paredes de nuestras arterias y de radicales libres que potencian el envejecimiento de nuestro sistema vascular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...