jueves, 18 de diciembre de 2014

ADIÓS A LA LÍNEA ALBA CON LA FOTODEPILACIÓN

Uno de los puntos del cuerpo femenino en el que la depilación láser tiene una gran demanda y hasta
resulta popular es en la línea alba.
La línea alba, por si esa denominación no te resulta familiar, es una línea de constitución fibrosa que desciende del abdomen y, más concretamente de la zona del ombligo hasta el pubis.
Se llama alba porque es un tejido conectivo de color blanquecino en su interior. En su recorrido medio, separa los músculos abdominales y los rectos de la parte del abdomen. Se trata de un tejido que no tiene vasos sanguíneos muy importantes, por lo que es reclamada como una excelente zona para hacer incisiones de cirugía.
Esa cualidad de tejido fino la hace igualmente atractiva y fácil de tratar con las modernas técnicas de la depilación láser médica.
Es una línea porque su estructura descubre una hendidura más o menos marcada entre ambos puntos y porque se deja ver sobre la superficie del cuerpo con una delicada fila de vello. Ese vello tiene un patrón masculino, los hombres tienen la línea alba muy marcada por esa fila velluda, que está presente en el 95%, según las estadísticas.
El problema surge cuando la línea alba está marcada por ese mismo vello pero en un cuerpo femenino. Se trata de uno de los que más incomodidad producen en la imagen de una mujer occidental. El vello de la línea alba es un contratiempo para disfrutar de lugares donde exhibe libremente el cuerpo como en las playas y cuando se lleva ropa ligera en verano.
La depilación láser de la línea alba es muy solicitada, en los centros de depilación láser y fotodepilación por diferentes motivos:
Primero, porque es uno de los problemas de vello femenino más comunes. 
Segundo, porque se trata de una de las intervenciones más económicas y más rápidas de las que se proponen para el cuerpo femenino. El vello de la línea alba suele ser escaso, tener poca densidad, estar bien expuesto para facilitar las aplicaciones de unas limitadas sesiones de depilación láser.

lunes, 15 de diciembre de 2014

LA FOTODEPILACIÓN EN LOS BRAZOS DE LA MUJER

La fotodepilación láser en la zona de los brazos es uno de los tratamientos más frecuentes entre las mujeres. Dan fe las estadísticas de usuarias de los centros de depilación láser y fotodepilación en España.
Los motivos principales para esta popularidad son básicamente dos:  El vello masculinizado en los brazos de las mujeres resulta bastante común, en su anomalía estética, y, por otro lado, resulta evidente que es de los más incómodos de soportar.
Los brazos siempre están a la vista, dando la cara, a la altura del campo visual de los demás, en el que nos acompañan como medios para dar coordinación a nuestro lenguaje gestual. Los brazos se dejan ver y, si tienen vello, los pelos saltarán a la vista.
Hay mujeres que tienen un vello oscuro sobre una piel de los brazos muy blanca, pero escaso, a las que les agobia esa presencia, tal vez no sea tanto como creen, pero en cuestión de vello femenino, la percepción que se tiene de él, como decimos, es lo que realmente cuenta.
Así, también hay mujeres, al contrario, en las que el vello de su brazo y el de su antebrazo apenas es perceptible porque el tono de la piel es precisamente moreno y el pelo no se destaca tanto porque lo consideran antiestético y un problema que han de superar de forma definitiva, precisamente con la técnica definitiva, la fotodepilación láser.
Y, ahondando en el tema de los brazos y la fotodepilación láser, una pregunta que se suelen hacer muchas mujeres que están deseando acabar con el vello que afea sus brazos ¿es tan efectiva la fotodepilación láser en esa zona como en el resto del cuerpo?
La respuesta es un rotundo sí. La piel de los brazos no es diferente de otras zonas del cuerpo femenino en las que la fotodepilación láser se presenta como la solución ideal, como las delicadas de la línea alba, las de la zona anal, las que envuelven a la vulva o la parte del cuello y los glúteos donde también se dan muchos casos de vello de patrón masculino.
Sobre el número de sesiones, todo dependerá de las características del vello y de sus fases de crecimiento. 
El vello indeseado a brazo partido con la fotodepilación láser.

jueves, 11 de diciembre de 2014

CAUSAS Y TRATAMIENTO DE LAS ESTRÍAS

Las estrías son franjas o líneas irregulares de la piel que se producen generalmente por el estiramiento de la misma, como consecuencia de un embarazo, obesidad, crecimiento rápido de los niños o la existencia de enfermedades concretas.
Las estrías suelen mostrarse como líneas paralelas inicialmente rojizas, brillantes y delgadas, que posteriormente adquieren la apariencia de una cicatriz, pudiendo presentar una formación de surcos en la piel con una coloración blanquecina. Generalmente aparecen en las mamas, las caderas, los muslos, los glúteos, el abdomen y los costados. También reciben el nombre de estrías gravídicas o marcas de estiramiento.
estrías tratamiento
Otra de las causas de la formación de estrías puede ser una alteración del proceso de formación de colágeno, que es una sustancia que proporciona elasticidad a la piel. En este caso el origen puede ser un medicamento, una enfermedad preexistente (enfermedad de Cushing, síndrome nefrítico, etc.) o el uso excesivo de cremas.
Las estrías gravídicas o marcas de estiramiento suelen borrarse después de desaparecer la causa que las generó, como el embarazo o el crecimiento rápido propio de la pubertad. Aunque no siempre es así  y pueden perdurar en el tiempo si no se toman las debidas precauciones.
Así sucede, por ejemplo, en el caso del embarazo en el que es recomendable utilizar cremas específicas para mantener la elasticidad de la piel. Por otra parte, la cafeína, el alcohol, el té y otras sustancias favorecen la aparición de estrías. Por el contrario, los alimentos ricos en vitaminas A, C, D y Zinc pueden ayudar a evitar su aparición.
El último recurso en caso de que las estrías no desaparezcan es acudir a los tratamientos que ofrece la medicina estética, tales como láser, peeling químico o cirugía plástica.

jueves, 4 de diciembre de 2014

¿QUÉ ES UNA LIPOSUCCIÓN ABDOMINAL?

El abdomen es una de las zonas del cuerpo en las que con mayor frecuencia se produce la
acumulación del exceso de grasa. La liposucción abdominal puede ser un buen medio para eliminarla, aunque en ocasiones  se debe completar con una abdominoplastia para que el abdomen recupere del todo una apariencia normal y tersa. Asimismo, también puede ser necesario realizar una lipoaspiración en los costados, la espalda y el área de las crestas ilíacas para completar lo que se denomina una lipoescultura abdominal.
La liposucción sólo es suficiente cuando el paciente reúne determinadas características:
  
-Tener un peso normal.
-Mantener el tono muscular de los abdominales.
-Y tener una piel de buena calidad, sin apenas flaccidez, ya que de lo contrario tiene poca capacidad de retracción.

Sólo se puede extraer con esta técnica la grasa externa, por lo que la liposucción sería ineficaz si se trata de grasa visceral (barriga alta), que sólo puede eliminarse mediante dieta y ejercicio.
La intervención debe realizarse bajo anestesia general, pues es una técnica que reviste una cierta complejidad y se realiza en zonas muy sensibles. La aspiración de grasa se realiza mediante el uso de cánulas finas conectadas a un sistema de aspiración y debe hacerse de forma muy cuidadosa, para evitar que se formen ondulaciones y/o depresiones. El objetivo es que al finalizar la intervención la totalidad del abdomen tenga un panículo adiposo del mismo grosor.
Si la piel es flácida y el tono muscular escaso, el resultado estético de la liposucción no será el deseable y es aconsejable completar la intervención con una abdominoplastia con el fin de tensar los músculos y eliminar la piel sobrante.
En la actualidad existen diferentes técnicas para realizar la liposucción abdominal:
  
-Húmeda: se introduce una se introduce solución salina fría con epinefrina para reblandecer la grasa y facilitar su extracción mediante aspiración.
-Tumescente: es similar a la anterior, sólo que se introduce una cantidad de líquido igual o mayor al volumen de grasa que se va a extraer.
-Con ultrasonidos: se aplican vibraciones ultrasónicas, bien sobre la piarte externa de la piel o bajo la misma, con el fin de licuar la grasa antes de proceder a su extracción.
-Con láser: en este caso se rompe la grasa para licuarla aplicando el láser a través de una cánula fina. Esta técnica no permite eliminar grandes volúmenes de grasa.
  
después de la intervención aparece un hematoma que perdurará entre dos y tres semanas en función del volumen de grasa extraído (habrá que evitar la exposición al sol hasta que desaparezca). También se produce un edema que se reabsorberá lentamente (puede tardar hasta dos y tres meses). Finalmente, algunas zonas pueden quedar acorchadas, permaneciendo insensible o hipersensibles durante semanas, aunque remitirán gradualmente.
La fisioterapia, con drenaje linfático manual y masaje, puede acelerar el proceso de remisión de los efectos de la cirugía. Asimismo, se recomienda el uso de una faja de compresión especial durante un mes, evitar permanecer sentado o en pie durante demasiado tiempo, no realizar ejercicios violentos (correr, saltar,etc.) y caminar todos los días durante una hora, repartida en paseos de 20 a 30 minutos. Transcurrido un mes desde la liposucción abdominal se iniciará la realización de ejercicios para potenciar el tono muscular.

lunes, 1 de diciembre de 2014

TRATAMIENTOS PARA REJUVENECER EL ROSTRO

Los tratamientos para revitalizar la piel tienen el objetivo de recuperar la elasticidad, hidratación,
tersura y luminosidad de la piel, cualidades que se pierden generalmente a causa del fotoenvejecimiento causado por largas exposiciones al sol u otros factores, como es el tabaquismo. Esta revitalización se consigue mediante la aplicación de sustancias regeneradoras que estimulan la formación de colágeno y elastina y tienen propiedades antioxidantes, al bloquear la acción de los radicales libres, como es el caso del ácido hialurónico.
En la actualidad, los centros de estética ofrecen diferentes técnicas para la aplicación del ácido hialurónico:
  
-Microinfiltración intradérmica: en primer lugar se practica una profunda limpieza de la piel mediante un peeling químico, con el fin de realizar una exfoliación de la capa más externa. Después se aplica una crema anestésica para minimizar las molestias y se procede a la infiltración del ácido hialurónico allí donde los signos de envejecimiento cutáneo son más perceptibles. Posteriormente, se aplica una mascarilla regeneradora e hidratante y un serum.
  
-Microcánulas: es una técnica novedosa que reduce el número de pinchazos ya que se utiliza una cánula del mismo grosor que la aguja para vehiculizar el ácido hialurónico en una zona más amplia, para cuyo tratamiento serían necesarias múltiples inyecciones.

-Flash: es muy eficaz a corto plazo e idónea para lucir una piel radiante en ocasiones especiales o puntuales. Para preparar la piel se realiza en primer lugar un tratamiento purificante con oxígeno y luego un peeling ultrasónico. De este modo se limpia la piel y se estimula la circulación sanguínea. Luego se aplica el ácido hialurónico mediante una técnica denominada nappage, un sistema de multipunciones que permite introducir en la piel ácido hialurónico y vitamina C a de forma indolora y no invasiva.
Esta técnica favorece la hidratación de la piel, mejora su elasticidad y ocasiona un efecto tensor que difumina las pequeñas arrugas. También se puede aplicar el ácido hialurónico y otros nutrientes mediante mesoterapia facial. Los resultados son casi inmediatos, pues la piel adquiere una apariencia brillante y fresca, similar a la que se obtiene con un lifting.
  
-Relleno: si las arrugas son demasiado profundas se puede proceder a rellenarlas con ácido hialurónico e incluso a complementar el tratamiento con la inyección de toxina botulínica (botox).

viernes, 28 de noviembre de 2014

LA DEPILACIÓN LÁSER, MEJOR EN INVIERNO

El invierno es la mejor época para iniciar un tratamiento de depilación láser, ya que la piel no está bronceada ni expuesta al sol. Conoce todo lo que debes saber acerca de esta técnica para comenzar tus sesiones bien informada.

¿En qué consiste?

Consiste en proporcionar pulsos de luz láser sobre la zona que se quiera depilar. Esta luz penetra en la piel, eliminando los folículos pilosos (las raíces de los pelos) y dejando la superficie intacta. Las sesiones suelen ser indoloras pero algunos pacientes pueden sentir una leve molestia en los tratamientos muy extensos. En estos casos es recomendable dividirlo en dos tiempos. Cada tratamiento puede durar entre 10 minutos y 1 hora, dependiendo de la zona a tratar. A pesar de que en cada sesión se elimina todo el vello de la zona tratada, sólo un 20% aproximadamente se destruye de forma permanente. El resto reaparece al cabo de mes y medio, pero irá disminuyendo en esa proporción con cada nueva depilación.

Damos respuesta a algunas preguntas que seguro te has formulado...

La depilación láser puede realizarse en cualquier parte del cuerpo:
Efectivamente, el tratamiento puede realizarse sobre cualquier parte del cuerpo incluyendo el mentón, el labio superior, las mejillas, las orejas, la nariz, la frente, el cuello, las axilas, los brazos, el tórax, las areolas, la espalda, la línea del alba, las ingles y las piernas.

En el tratamiento de depilación láser el vello desaparece para siempre:
La depilación láser tiene una efectividad del 90%, con lo que no se puede asegurar que los resultados sean permanentes. Eso sí, con cada sesión el vello crece menos, más débil y más claro. Todo depende de la zona tratada: has de saber que el área facial suele requerir alguna sesión de mantenimiento, y en zonas como ingles o piernas, si el vello no ha vuelto a crecer en los siguientes 7 meses, lo más probable es que nunca más vuelva a aparecer el vello.

Este tratamiento, como cualquier otro, tiene cuidados posteriores:
Cuando se realiza una sesión, la piel queda sin vello y algo sonrosada. Este eritema dura, como tras un tratamiento con cera caliente, unas 2 horas. Los cuidados de postratamiento consisten en la aplicación de cremas con aloe vera durante 4 días y en evitar todo foco de calor y de humedad sobre el área tratada (sol, sauna, piscina, bañera). También es necesario que utilices protección solar total si la zona está expuesta al sol y es recomendable empezar productos cosméticos nuevos.
Entre sesión y sesión, el vello tarda aproximadamente dos meses en salir. Si llegado el momento no se puede realizar una nueva depilación láser, la zona puede depilarse con algún sistema que no arranque la raíz del vello.

Con 4 sesiones el vello dejará de salir:
No se pueden predecir el número de sesiones que se requieren, ya que dependerá de la zona y del color y grosor del vello. Lo que sí podemos decir es que se realizará una sesión cada 5-6 semanas.

Se puede tomar el sol tras el tratamiento:
Una vez han pasado al menos quince días de la sesión de láser, se puede tomar el sol, haciéndolo con fotoprotector total, en periodos cortos de tiempo al inicio y siempre que la piel esté perfecta, sin rojeces ni cambios de color. En caso de hacerlo, deberás aplazar la siguiente sesión hasta que hayan pasado 2 meses como mínimo y la piel esté sin broncear de nuevo.

Fuente: woman.es

martes, 25 de noviembre de 2014

EFECTOS BENEFICIOSOS DE LA CAVITACIÓN

La cavitación ultrasónica es una manera de quitar la grasa con ultrasonido. Con este método las
paredes de las células de grasa se rompen y la grasa licuada se libera por el organismo de forma natural mediante el sistema linfático. La ingestión de gran cantidad de agua es por tanto, obligatoria.
La cavitación estética tiene muchas ventajas y beneficios, algunas contraindicaciones y algunos riesgos. Recuerda siempre que antes de someterse a un tratamiento estético, debes consultar a tu médico sobre los riesgos y beneficios y debes informar al centro médico o estético en el que vas a realizar el tratamiento de cualquier problema de salud que tengas en la actualidad o hayas tenido en el pasado.

Beneficios de la cavitación destacan los siguientes:
-Eliminar la grasa a través del proceso de la cavitación ultrasónica tiene muchas ventajas, incluyendo la posibilidad de tratar las áreas que tienen depósitos densos de grasa y extraer grandes volúmenes de grasa en una sola vez. Su beneficio principal es por tanto, la eliminación de la grasa localizada.
-La cavitación estética tiene el beneficio adicional de estirar la piel durante el proceso. Se vuelve mucho más elástica y esto hace el que el tratamiento sea una excelente alternativa al levantamiento de la abdominoplastia y el cuerpo, que están destinadas a eliminar el exceso de piel floja. Es decir, aunque pierdas grasa y centímetros, tu piel no quedará flácida sino que se adaptará a tu cuerpo y quedará tersa.
-La cavitación se realiza con frecuencia después de una liposucción como método para refinar la forma de tu cuerpo, porque tiene una mayor precisión. Muchas personas, después de realizarse la liposucción encuentra que su piel queda descolgada y floja. Con la cavitación consiguen que la piel se adapte al cuerpo de manera natural consiguiendo de esta forma que tenga un aspecto joven y sano.

En definitiva, los beneficios de la cavitación son varios. Elimina la grasa localizada, la piel de naranja e incluso la piel de colchón a la vez que consigue que tu piel permanezca con mejor aspecto. Si además de este tratamiento te realizan un drenaje linfático, ayudarás a eliminar los líquidos que se forman con la cavitación y que se eliminan generalmente mediante el sistema linfático gracias a la ingesta de mucha agua.
La cavitación te acerca a conseguir el cuerpo que deseas pero debes tener en cuenta que no se trata de un sistema de pérdida de peso. Debes hacer dieta y ejercicio para mantenerte en tu peso ideal y la cavitación te ayudará a eliminar la grasa que no se puede deshacer con estos métodos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...