jueves, 26 de marzo de 2015

ELIMINA EL VELLO DE TUS MANOS CON LA FOTODEPILACIÓN LÁSER

El vello aparece siempre en las zonas más insospechadas y nos da un aspecto bastante antiestético según la zona corporal donde crezca, algo que debemos evitar lo antes posible para no dar una apariencia descuidada. Una de las zonas en las que suele aparecer pelo son los dedos de la mano. Generalmente la aparición de vello en esta zona normalmente es propia de los varones, pero hay muchas mujeres que poseen un nivel hormonal de testosterona mayor al habitual y que por tanto les ocasiona un mayor crecimiento de vello en los dedos de la mano.
El precio es insignificante tanto para mujeres como para muchos hombres que también se deciden a eliminar el vello de sus dedos o manos que suelen ser realmente abundante en muchos casos. Para mujeres el precio suele oscilar aproximadamente entre los 55 euros, mientras que para los hombres es de 60 euros. El pequeño precio que debe pagarse por sesión hace totalmente factible la realización de la depilación láser para cualquier persona de modo que conseguiremos eliminar el vello definitivamente de nuestros dedos, de manera rápida, eficaz y económica. También podemos ampliar la depilación a la mano entera, en cuyo caso la efectividad del tratamiento será el mismo.
Podremos olvidarnos de la depilación casi diaria o semanal de los dedos de nuestras manos, y también evitar que, ya seamos nosotros o los que nos rodean observen en nuestros dedos e incluso manos, la punta de nuevos pelos que comienzan a crecer con más fuerza nuevamente en esta zona, resultando realmente molesto y vergonzoso para la persona que lo sufre, ya que en muchos casos la persona que sufre este problema intenta esconder, ocultar o mostrar el menor tiempo posible sus manos a las personas que le rodean.
Ya no solo podemos decir que la depilación láser está recomendada para la zona de los dedos de la mano, ya que este tipo de tecnología láser ha revolucionado considerablemente el mundo de la depilación, pudiendo llegar a depilar si no toda, prácticamente casi cualquier zona de nuestro cuerpo de forma rápida, eficaz, definitiva, completamente satisfactoria para todos aquellos que la prueban y económica a largo plazo, ya que evitamos comprar ceras, cuchillas, maquinillas, o acudir a centros en los que realicen depilación con cera…lo cual a la larga puede llegar a costarnos incluso más de lo que nos gastaremos con la depilación láser. En definitiva, la depilación láser es el método de depilación actual más adecuado para cualquier persona si nuestro deseo es eliminar el vello corporal.

lunes, 23 de marzo de 2015

LA DEPILACIÓN LÁSER MASCULINA: EL PECHO

La depilación láser puede realizarse casi en cualquier zona del cuerpo, pero existen algunas zonas más o menos favoritas para realizar este tratamiento, tanto en hombres como en mujeres.
Si nos referimos al caso de las mujeres, las zonas más depiladas son las piernas, las ingles, y las axilas, mientras que si nos referimos al caso de los hombres se da mucha relevancia a la depilación de zonas como la espalda o el pecho.
Centrándonos en la depilación láser del pecho masculino, podemos decir que esta técnica se ha puesto de muy moda en la sociedad actual entre los varones, ya que les aporta un mejor aspecto y una mayor comodidad en su vida diaria.
Como sucede en la zona de la espalda, el exceso de vello localizado en el pecho puede suponer un problema estético para muchos hombres, ya que en muchos casos puede ocasionar complejos que avergüenzan a la persona, cuando la solución al problema es fácil, cómoda, rápida y por supuesto, definitiva.
El crecimiento del vello en el pecho es un problema que afecta comúnmente al género masculino, ya que el hecho de que aparezca abundante vello en el pecho de la mujer es consecuencia de posibles desórdenes hormonales, por lo que es recomendable consultar previamente al médico para diagnosticar y solucionar la causa que produce un crecimiento excesivo de pelo en la zona del pecho femenino.
Antiguamente, el hombre con mucho vello en la zona del pecho o cualquier otra zona corporal era considerado como algo masculino, un símbolo de virilidad, creencia que en la vida actual ha quedado totalmente anticuada. A cualquier varón le gusta la idea de sentirse atractivo, sexy y cómodo con su aspecto físico acorde a la época que le ha tocado vivir, sin que esto suponga perder su atractivo o parecer menos masculino, pudiendo marcar la musculatura de su torso, algo que solo podremos conseguir con ayuda de la depilación láser del pecho.
Para lograr eliminar el vello del pecho, la depilación láser es la opción más rápida y concluyente, ya que al tratarse de una parte del cuerpo en el hombre mucho más extensa a tratar que otras zonas del cuerpo, los procedimientos más tradicionales como la cera o la cuchilla de afeitar son una opción poco recomendada.
Gracias a la depilación láser del pecho se consigue eliminar hasta un cien por cien del vello que crece en esta zona, siendo necesarias solamente entre 3 y 6 sesiones para obtener este resultado. Cada sesión tiene una duración aproximada de unos treinta minutos, dejando un descanso entre sesión y sesión de unos noventa días, es decir, que en aproximadamente tras 5 ó 6 meses de tratamiento depilatorio se conseguirán unos resultados muy satisfactorios.
Los motivos que pueden llevar a un hombre a someterse a tratamiento de depilación láser del pecho pueden ser muchos y de diversa índole:

-Motivos puramente estéticos: se trata  de una de las causas más habituales que llevan a los varones a realizarse un tratamiento de depilación láser del pecho.
-Gracias a la depilación láser del pecho evitamos mucho mejor el  exceso de calor en el cuerpo durante la época veraniega.
-Para lograr un bronceado mucho más uniforme en esta zona del cuerpo.
-La depilación láser del pecho elimina o reduce considerablemente la sudoración abundante acumulada en el vello, y por tanto podremos disfrutar de una mayor higiene.

jueves, 19 de marzo de 2015

LÍBERATE DE LAS CARTUCHERAS CON LA LIPOSUCCIÓN

La liposucción es una intervención quirúrgica cuyo único fin es eliminar tejido adiposo. Y una de las zonas donde más se acumula la grasa, sin duda alguna, es en la cadera, formando esas molestas cartucheras.
Muchas mujeres sufren este problema, y la liposucción es el método más efectivo y rápido que podemos utilizar. Debemos tener claro que zona queremos tratar, si definitivamente son las cartucheras, tenemos que saber, que tras la operación habrá una reducción considerable de volumen en esa zona, como consecuencia de la eliminación de grasa.
Dicho esto, es posible que muchos pacientes, decidan someterse a una liposucción un poco más amplia, abarcando la zona abdominal, o tal vez los muslos, con el fin de lograr una nueva figura mucho más esbelta y saludable.
Si tras realizar dieta y ejercicio la grasa persiste, acudir a un cirujano puede ser una muy buena opción para lograr tener un cuerpo más estético. Debemos considerar todos los riesgos que existen en una liposucción, pues se trata de una intervención estética importante, que se realiza bajo anestesia general y que requiere un postoperatorio a tener en cuenta.
La intervención de cartucheras transcurre de forma similar a la liposucción genérica, el cirujano realizará una o varias incisiones en la zona en cuestión, e introducirá una cánula equipada con un equipo de succión, que a la vez que separa al grasa, la absorbe.
Tras terminar con toda la grasa sobrante, el cirujano procederá a cerrar las incisiones dando los puntos correspondientes, y el paciente pasará unas horas en observación comprobando que el postoperatorio transcurre con normalidad.
También es posible realizar esta intervención con lipoláser, pues esta destinado a zonas más concretas, y es ligeramente menos invasivo. En ambos casos los resultados son muy gratos.
La recuperación, suele ser más sencilla que la de una liposucción común, pues el campo de actuación es más pequeño y por lo tanto el propio organismo se acostumbra antes a la nueva situación. Es posible que se reincorpore a la vida laboral pasados 3 días.
Los resultados de esta intervención se pueden observar a medida que remite la hinchazón, por regla general, suele ser a partir de la 3-4 semana, cuando podamos comprobar de forma más realista los resultados obtenidos.
Es una intervención muy grata, con resultados realmente rápidos y un postoperatorio muy llevadero. Gracias a ella, reduciremos el ancho de nuestras caderas eliminando las cartucheras y los vestidos, faldas y trajes nos quedarán mucho más sensuales y vistosos. Además, nuestra figura, recuperará ese toque joven que siempre quisimos conservar.
En definitiva, encontramos en la liposucción una solución a la grasa localizada en las cartucheras, o cualquier zona del cuerpo que se resiste al ejercicio y la dieta. 

lunes, 16 de marzo de 2015

LA DEPILACIÓN LÁSER EVITA EL QUISTE SACRO

Cuando hablamos de quiste sacro hablamos de problema que afecta a un gran porcentaje de la población joven, una afección que también se conoce como quiste pilonidal, sinus pilonidal o fístula sacrocoxígea, que suele aparecer cerca al pliegue interglúteo, o lo que es lo mismo, situado entre las nalgas.
La palabra pilonidal significa “nido de pelo”, lo cual nos hace tener una idea del tipo de afección ante la cual nos encontramos, un trastorno que puede ser muy doloroso y que afecta con mucha más frecuencia a los hombres que a las mujeres. Generalmente, este problema aparece entre los 15 y 24 años de edad.
Aunque generalmente estos sacos o bolsas se encuentran situados próximos al coxis, no se descarta su aparición en áreas como por ejemplo el ombligo, las axilas, e incluso el pene (localizaciones mucho menos habituales).
Es habitual que se origine una especie de pequeño canal a través del cual se drene desde el bulto infeccioso hacia la superficie de la piel. La infección que produce el quiste sacro es muy dolorosa para quien lo sufre, además una vez que el bulto infeccioso drena el contenido hacia el exterior, el individuo siente gran alivio, aunque el saco vuelve a llenarse nuevamente.
El principal motivo que ocasiona su aparición son los pelos que se encuentran encarnados en la piel. No se tiene la certeza de que el quiste sacro pueda ser producido por traumatismos, aunque sí que se podrían inflamar los ya existentes en el área como motivo de un posible traumatismo.
Expertos en la materia han propuesto que el quiste sacro puede ser resultado de una especie de hoyuelo pilonidal de carácter hereditario, ya que contribuye a su formación el exceso de sudoración.
Nos encontramos ante un problema que es provocado a causa de los pelos encarnados, por lo que si los vellos del área se eliminan el problema desaparecerá totalmente y no volverá a aparecer nuevamente.
Las técnicas utilizadas habitualmente como la cirugía o antibióticos no consiguen eliminar el problema de raíz, ya que existe en 40% de recurrencia posteriormente a realizar la cirugía, debido a que la solución definitiva es eliminar el foco de infección o vello encarnado mediante la depilación láser.
Por ello la depilación láser es la mejor forma de terminar con el problema de quiste sacro, ya que el paciente podrá librarse de todo el vello que se encuentre en la área sacra evitando así el riesgo de que el vello se vuelva a encarnar y formar un bulto infeccioso que no deje de secretar pus.
La depilación láser resulta muy efectiva para este tipo de problema, consiguiendo unos resultados excelentes y rápidos.

viernes, 13 de marzo de 2015

LA MEJOR MANERA DE ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA: LA CAVITACIÓN ESTÉTICA

La cavitación permite eliminar la grasa localizada con la aplicación de ultrasonidos. Dependiendo de la zona a tratar y del nivel de grasa, el paciente necesitará más o menos sesiones. Este tratamiento es muy efectivo para acabar con los michelines. En este practicograma te explicamos cómo funciona la cavitación:
-La cavitación está indicada para personas con grasa localizada. La cavitación consiste en la aplicación de ultrasonidos con el fin de romper la membrana de la célula grasa o adipocito. Está indicado para personas con grasa localizada, pero no para obesos o para personas con gran sobrepeso. El médico indicará en cada caso la pauta a seguir de forma individualizada.
-Necesitarás entre 6 y 12 sesiones para acabar con la grasa. Normalmente son necesarias entre 6 y 12 sesiones para conseguir el efecto deseado. Según el indice de masa corporal, el número de sesiones será mayor o menor.
-El tratamiento es indoloro y se aplica con una placa circular. La cavitación se realiza con un aparato circular que tiene una placa que entra en contacto con la piel del paciente. A través de esa superficie se emiten los ultrasonidos. El doctor varía la frecuencia y la intensidad dependiendo de las necesidades.
-Cada sesión dura unos 45 minutos. El tiempo de la sesión depende de la zona a tratar. La media es de unos 45 minutos. Acabada la sesión puede aparecer una rojez que puede durar escasos segundos.
-Si aumentas de peso no se notará mucho en la zona tratada. Con la cavitación se consigue destruir la grasa. De esta forma, si te mantienes en tu peso, la zona tratada se mantendrá estable. Si aumentas de peso, se notará levemente en la región que has tratado, pero no como se notaría si no hubieras realizado el tratamiento.

martes, 10 de marzo de 2015

LA DEPILACIÓN LÁSER ÍNTIMA FEMENINA

En la actualidad nos encontramos con multitud de definiciones para denominar la depilación láser de nuestro cuerpo, como por ejemplo “depilación brasileña”, “depilación perianal” o “depilación de la zona alba”, ante todo este auge de nombres bien cabe aclarar unos puntos para que el usuario y usuaria de estos servicios no se encuentre entre una maraña interminable de nombres.
Cuando hablemos de nombres de otras definiciones puede que no será así pues se estarán refiriendo a técnicas, sistemas de depilación, etcétera, pero si nos centramos en estas tres definiciones que hemos dado de “depilación brasileña”, “depilación perianal” o “depilación de la zona alba”, hemos de tener presente que en todos los casos se refiere al hecho de efectuarnos la depilación en una zona determinada, no se refiere a como (a la técnica) con la que nos efectuaremos la depilación, sino que se refiere a donde (a la zona) de nuestro cuerpo es que nos depilaremos.
Antiguamente era muy común depilarse las piernas, la espalda o el pecho, hoy todo es mucho más sofisticado y hablamos de zonas concretas donde aparece el vello para denominar zonas concretas de donde lo sacamos, otra cosa es la técnica que utilizaremos para hacerlo, en este caso al hablar de la técnica laser siempre hablaríamos de “depilación laser brasileña”, “depilación laser perianal”, “depilación laser de la zona alba”. Ahora veamos una a una el significado de cada una de ellas.
Se entiende por depilación brasileña a la acción de depilarnos la zona genital y perianal femenina, en la actualidad esta zona de depilación se ha extendido de las mujeres a los hombres y en ellos trata sobre las mismas zonas. Sobre la depilación brasileña cabe desmentir un rumor que a veces corre de que en la mujer se depila la vagina, a ver, la vagina no se depila en su interior, pues es más, la vagina en su interior en el común de los mortales no tiene vello, probablemente la confusión venga de que se depila la zona púbica, no vaginal interior.
Por depilación perianal se entiende a la zona que rodea al ano y la zona (o línea) alba es la zona parte baja de la zona abdominal, es decir aquella parte por debajo del ombligo donde a veces nos aparece una línea de vello que puede parecer pelusilla, o no tan pelusilla.

viernes, 6 de marzo de 2015

LA REDUCCIÓN DE MAMAS

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Además puede reducir el tamaño de la areola. Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debidos a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios. La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo. 
La reducción de mamas se realiza generalmente para aliviar un problema físico, mas que por motivos puramente estéticos. Muchas mujeres que se someten a esta intervención están preocupadas por el excesivo volumen de su pecho que interfiere con muchas actividades y causa molestias físicas. En la mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque puede realizarse antes si los problemas físicos son muy importantes. Este procedimiento no está recomendado en mujeres que pretendan dar el pecho tras el embarazo.
Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y su estado general de salud Se realizará además una exploración de mamas y en algunos casos se solicitará un estudio mamográfico. Se le explicarán las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán su mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas. También se le explicará cuál es el tipo de anestesia que se empleará, la necesidad o no de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención. 
No olvide contar si es fumadora o toma alguna medicación o vitamina, el número de embarazos previos y si piensa volver a quedarse embarazada o dar de mamar. No dude en preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.
La cirugía de reducción mamaria se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente en el caso del aumento mamario y la mastopexia, y a los 2 ó 3 días en el caso de la reducción. 
La cirugía se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. 

Una reducción mamaria dura entre 2 y 4 horas, aunque en determinados casos puede alargarse. Existen diversas técnicas, pero generalmente las incisiones tienen forma de ancla colocándose alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y en una línea horizontal en el surco que hay debajo del la mama. A través de estas incisiones se extirpa el exceso de piel, grasa y tejido mamario y se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición; en algunos casos se puede asociar liposucción. En la mayoría de los casos la areola se mantiene unida a sus vasos sanguíneos y a su nervios, manteniendo la sensación normal o casi normal; sin embargo, en casos de grandes reducciones puede ser necesario separar completamente la areola y situarla en su nueva posición, perdiendo la sensación. Tras la cirugía se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje alrededor de las mamas.
Tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24-48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por su cirujano plástico, aunque las mamas pueden doler un par de semanas; la primera menstruación tras una reducción puede hacer que las mamas se hinchen y duelan. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días, siendo sustituidos por un sujetador especial, que deberá llevar de la manera que le indique su cirujano. Es normal tener una sensación de ardor en los pezones durante las dos primeras semanas. 
Tras la reducción puede ser normal tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas reducciones que puede ser definitiva. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; el edema no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas. 
Tras una reducción mamaria podrá volver al trabajo en 2 ó 3 semanas, aunque en pocos días podrá hacer vida casi normal. Debe limitar las actividades físicas fuertes durante unas semanas, hasta que se recupere de la operación. Durante 1 ó 2 semanas es conveniente evitar las relaciones sexuales para que no se inflamen las incisiones; durante 3 ó 4 semanas evite el contacto físico intenso de las mamas. Es normal que aparezcan pequeñas costras o un poco de líquido a través de las incisiones. Su cirujano plástico le irá viendo durante los meses siguientes a la cirugía para ver la evolución. Si tuviese alguna molestia entre visitas o alguna duda sobre lo que debe o no hacer, no dude en llamarle. 
La cirugía de reducción de las mamas es una técnica segura.
La reducción mamaria dejan cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón. Tras una reducción puede verse afectada la capacidad de dar de mamar. 
Es importante recordar que tras una reducción las cicatrices son importantes y permanentes, aunque su cirujano plástico hará lo posible por que se noten lo menos posible. Con el tiempo, las cicatrices irán notándose menos. 
Tras una reducción mamaria pasarán unos meses hasta que sus mamas adquieran el aspecto definitivo; aún así, las mamas cambiarán ante los estímulos hormonales normales, el embarazo o los cambios de peso. Puede necesitar algo de tiempo hasta acostumbrarse a su nueva imagen corporal. Si sus expectativas son realistas usted estará muy satisfecha con el resultado de la reducción de mamas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...